Marco conceptual

 

El marco conceptual se entiende como una manera organizada de pensar en el cómo y el por qué de la realización de un proyecto, y en cómo entendemos sus actividades. Nos ayuda a explicar por qué estamos llevando a cabo un proyecto de una manera determinada. Se puede señalar que el marco conceptual nos puede servir como un mapa cuando emprendemos un viaje. Y es que el medio ambiente es un campo tan basto que “tener un mapa” para la consulta resulta no sólo importante, sino también imprescindible.

 

Se puede decir, de modo global que hoy estamos inmersos en una emergencia planetaria en donde es necesario dar respuesta a problemas tales como el calentamiento global,  el agotamiento de los recursos naturales, urbanismo especulativo, destrucción de la biodiversidad, explosión demográfica, el agujero de la capa de ozono, la falta de equidad planetaria, la marcada huella ecológica de los países ricos,  etc.   Todos los problemas medioambientales más acuciantes exigen una respuesta que pasa por la por una máxima común: todos ellos precisan de la participación de la sociedad.  Por ello la primera aspiración del área de medio ambiente es trabajar en materia de educación y sensibilización  medioambiental como “arma cargada de futuro”, que además sólo entienda el medioambiente en un contexto que incluya además las perspectivas sociales y económica.

 

Otra de las ambiciones de inicio lo constituye la aspiración de ser próximo y fácil de comprender por quienes se asomen a estas líneas, o cuando menos que lo que lea no le resulte indiferente. Porque no tratamos de colocar sólo información; nuestra meta es ir un paso más allá, alcanzar un grado más: la  concienciación.

 

En cuanto a la contestación del CÓMO de este nuestro marco conceptual no podemos sino poner sobre el tapete nuestra insaciable sed por conocer y probar nuevas herramientas y caminos para llegar a la sociedad de manera amena, sorprendente, divertida,...

 

En la respuesta al por qué más profundo del marco conceptual las personas que se asomen a este lugar de la red, encontrarán unas aspiraciones entroncadas con una cierta ingenuidad idealista: “los  seres humanos seremos capaces de alcanzar,entre todos un mundo mejor, un mundo sostenible”.  Utopia que como recuerda Galeano “nos sirve para caminar” para dar pasos, aparentemente imperceptibles, hacia esa transformación a la que, aunque hoy se nos presente inalcanzable, nunca se debe renunciar.